A finales de enero del 2009, la filial austriaca de la farmacéutica norteamericana Baxter . 72 Kg. de material distribuyó a 16 laboratorios de Austria, Alemania, la República Checa y Eslovenia, para preparar miles de vacunas contra el virus de la gripe estacional; las vacunas tenían que ser administradas a la población de estos países durante los meses de febrero-marzo; antes de que ninguna de estas vacunas fuese administrada, un técnico de laboratorio de la empresa BioTest de la República Checa decidió por su cuenta probar las vacunas en hurones, que son los animales que desde 1918 se utilizan para estudiar las vacunas de la gripe; todos los hurones vacunados murieron; se investigó entonces en qué consistía exactamente el material enviado por la casa Baxter y se descubrió que contenía virus vivos de la gripe aviar (virus A/H5N1) combinados con virus vivos de la gripe de cada año (virus A/H3N2).

CLICK EN LA FOTO PARA VER VIDEO 1

Anuncios