Miércoles, 17 de Febrero de 2010 12:12

Gripe A / H1N1
No solo en España aumentan las dudas sobre el exceso de alarmismo,
también los italianos desconfían de la vacuna y sospechan que hay detrás fuertes intereses

Un 97 % dice NO a la vacuna, un 59% es partidario de una mayor higiene, y un 71% cree que existe una alarma desproporcionada
Key-Stone analiza por primera vez en Italia, mediante una amplia y rigurosa encuesta, la actitud, la conducta y las motivaciones por las que las familias rechazan la vacunación.
Aunque el 17 % declara que al menos un componente de su familia ha sufrido la gripe porcina, y que más del 50% de las escuelas a las que acuden sus hijos se han visto afectadas, el 97 % es contrario a la vacunación.
Pero los usos higiénicos han cambiado en un 60% de los casos.

2 de Febrero de 2010 – Nota de prensa

Key-Stone presenta una amplia encuesta desplegada sobre una muestra representativa de 600 familias italianas.
De la encuesta, que en Italia ha sido de gran repercusión en todos los medios de comunicación, surgen algunas evidencias, puestas de manifiesto también por la agencia de prensa ANSA, que muestran cómo los italianos han reaccionado con madurez y conciencia, sin observar posturas irracionales.
NO a la vacunación para el 97%. Aunque los intentos de prevención han cambiado las costumbres higiénicas, continúa una fuerte oposición a la vacunación; sólo en el 5% de las familias al menos uno de sus miembros se ha sometido a la vacunación y la intención de hacerlo en el futuro es casi irrelevante (2%). En cuanto a la decisión de no vacunarse existe las desconfianza hacia la vacinas en general (25%) o en particular de quien no se siente seguro por la falta de experimentación y la seguridad de ésta vacuna (24%) y con la opinión del médico en contra (21%) a pesar de las indicaciones recibidas del Ministerio de la Salud.
En la información destaca el papel que juega el médico para el 29%. La TV, como siempre, es una vía fundamental de información, pero sobresale el rol del médico para el 29% de los casos, así como para los periódicos y revistas. Internet ha sido usado en el 17% de los casos.
Ningún temor para el 80%. Las reacciones ante las noticias han sido principalmente de calma y confianza y solo el 20% ha manifestado preocupación o miedo. La tranquilidad se corresponde mayormente con las personas que han solicitado información a su propio médico.
Informados y conscientes en el 85% de los casos. Pero la información recibida a través de los distintos medios nos induce a la idea, ampliamente compartida, de un alarmismo excesivo para el 71% de los entrevistados, probablemente creado por ‘intereses’ de diversos tipos para el 98% de estos.
Mayor higiene para el 60%. La difusión del virus ha incidido sobre los comportamientos preventivos de tipo higiénico sanitario para el 59% de las familias, de las cuales, el 80% ha aumentado la adquisición de desinfectante para las manos. Sin embargo, las costumbres sociales han cambiado solo para el 12%, evitando lugares con demasiada afluencia, medios de transporte públicos, etc.

Reacciones y síntomas gripales sin temor para el 96%. En el 69% de las familias se han presentado síntomas de enfermedades gripales (no solo de H1N1), pero el 43% ha pensado, razonablemente, que se habría tratado de una gripe normal, dejando correr su habitual evolución y solo el 4% ha sentido un temor real, acudiendo en rarísimos casos (1%) a urgencias.
Al menos un caso de infección de H1N1 en el 17% de las familias. La enfermedad ha incidido, en el 79% de los casos, en niños. Y, siempre respecto a los más jóvenes, aunque se ha constatado la presencia del virus en el 52% de las escuelas a las que acuden los hijos de los entrevistados, solo el 4% ha tenido miedo del contagio y ha dejado en casa a sus niños.

En conclusión, los Italianos han demostrado una conducta madura y consciente, incluso las familias con hijos menores, que presentan mayor riesgo de contagio. Comportamientos de tranquilidad pero que, más que superficiales, en la mayoría de los casos han adoptado las precauciones adecuadas sin llegar a ser presas del pánico. Todo ha sido más fácil por los efectos observados de la enfermedad, objetivamente mucho más benévolos de lo que se esperaba en realidad en una gran mayoría de los casos, y por una pandemia ciertamente magnificada por los entes públicos y privados a nivel internacional, Organización Mundial de la Salud a la cabeza.

Una breve reflexión
“Este caso aparece –desde el punto de vista mediático- no tan lejano de otros fenómenos de los que se ha discutido y, también en su mayoría graves, con los que nos han alarmado particularmente en el ultimo decenio (de la SARS a la gripe aviar y mucho antes las ‘vacas locas’, etc.)
Esto puede contribuir a deteriorar el credibilidad de las organizaciones internacionales, de los medios de comunicación y de la medicina en general. Así nos viene en mente de forma espontánea la fábula de ‘Pedro y el Lobo’ de Esopo. En el momento en que realmente se esté corriendo un riesgo, ¿sabremos de verdad que conducta asumir más allá de la alarma social…?”
Roberto Rosso, presidente Key-Stone
roberto.rosso@key-stone.it Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
http://www.key-stone.it

Véase el estudio integral en:
TOMADO DE LA FUENTE DE INFORMACION:http://www.sunotadeprensa.com/es/ver-notas-de-prensa-blog/269-salud-y-belleza/4238-gripe-a–h1n1-el-97-de-los-italianos-dice-no-a-la-vacuna.html
Anuncios