Abril de 2010, 08:55am ET
JERUSALÉN, 13 Abr 2010 (AFP) –

El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu canceló a último momento su participación en la cumbre sobre seguridad nuclear que esta semana se celebra en Washington, en un gesto que ilustra el creciente aislamiento internacional del Estado hebreo.

En el año que lleva en el poder, el jefe de la derecha israelí tuvo que capear crisis diplomáticas a repetición, en un marco de bloqueo total de las negociaciones de paz con los palestinos.

Las fricciones se multiplicaron con Egipto y Jordania, únicos países árabes que firmaron la paz con Israel, y las relaciones se degradaron con Turquía, considerada durante mucho tiempo como un aliado estratégico, tras la última guerra de Gaza y la humillación sufrida por el embajador turco en Israel.

También surgieron desacuerdos con muchos países europeos, y en particular con los escandinavos.


Pero el enfriamiento de las relaciones con Estados Unidos, que nada indica sea pasajero, plantea la situación más preocupante para los dirigentes israelíes.

La recepción brindada por el presidente Barack Obama a Netanyahu el mes pasado en Washington -sin declaraciones conjuntas a la prensa ni sesión de fotografías- refleja la profundidad de la crisis, sin precedentes en las últimas décadas.

Los dos gobernantes, que parecen tener poco empatía, no consiguieron ponerse de acuerdo en nada, y en particular en el tema de la continuación de la colonización judía en Jerusalén
SIGUE LEYENDO ACA:http://www.univision.com/contentroot/wirefeeds/noticias/8186653.shtml#x
Anuncios