El martes, la víspera de que el presidente anunciara a los cuatro vientos la aprobación de una resolución de la ONU sorprendentemente débil y declarara a Irán más aislado una vez más, los líderes de Rusia, Turquía e Irán se encontraban en una cumbre de seguridad en Estambul “en una muestra de poder regional que parecía calculada para poner a prueba a Estados Unidos”, en palabras del New York Times.

SIGUE LA NOTICIA:http://diariodeamerica.com/front_nota_detalle.php?id_noticia=6057

Anuncios