Barack Obama quiere que un Estado palestino pueda asistir a la próxima Asamblea General de las Naciones Unidas en septiembre de 2011. Ante el plenario de esta institución, el presidente de EE.UU. urgió ayer a las partes a resolver de una vez su conflicto. También urgió al resto del mundo a colaborar. A Israel la instó a congelar nuevos asentamientos, y a los supuestos amigos del pueblo palestino a dejar de boicotear su futuro empeñándose en destruir el Estado israelí.
El presidente Obama compareció ante la ONU con corbata azul a juego con el vestido de su secretaria de Estado y principal arquitecta de su plan de paz, Hillary Clinton, sentada entre el público con peinado nuevo y expresión grave. El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbás, escuchaba atento desde su sitio. En cambio estaban vacíos los asientos de la delegación israelí. Esto podía deberse a la coincidencia del evento con la fiesta de la «Sukkot», lo más parecido al Día de Acción de Gracias judío. Pero también podía constituir un detalle escenográfico en sí mismo. A los palestinos, Obama les dijo que si no se alcanza la paz nunca gozarán «del orgullo y la dignidad» de tener su propio Estado. Se quedarían como están. Mientras que a Israel, Obama le advirtió de que si no hay acuerdo no sólo carecerá de paz y de seguridad, sino que se impondrán «las duras realidades de la demografía»: un Estado israelí más confuso y menos judío.

SIGUE LEYENDO :http://www.abc.es/20100924/internacional/obama-quiere-estado-palestino-20100924.html

Anuncios