Contaminación NUCLEAR lamentablemente el hombre cada día que pasa destruye más y más la tierra. Las escrituras de la Biblia dice: Génesis 1:31 Y vio Dios todo cuanto había hecho, y era bueno en gran manera…….. ¨ O sea, todo era hermoso y saludable.

La doctora HELEN CALDICOTT da a conocer la tremenda y peligrosa situación en la que se encuentra el planeta tierra con todos los compuestos químicos que ya están en suspensión por el aire, mar y tierra, como es el YODO RADIOACTIVO que produce cáncer de tiroides, el PLUTONIO llamado después de plutón, el dios del mundo subterránio, una milésima de un gramo si lo tomas de dará cáncer. debido a la destrucción de nuestro planeta tierra por los seres humanos corrompidos satánicamente, la naturaleza entró en caos y crisis descomunales.

click en la foto para ver video

El profeta Isaías 24: dice: 4 Se destruyó, cayó la tierra; enfermó, cayó el mundo; enfermaron los altos pueblos de la tierra. 5 Y la tierra se contaminó bajo sus moradores; porque traspasaron las leyes, falsearon el derecho, quebrantaron el pacto sempiterno. 6 Por esta causa la maldición consumió la tierra, y sus moradores fueron asolados; por esta causa fueron consumidos los habitantes de la tierra, y disminuyeron los hombres.

OSEAS 4:3 también tiene algo que decir: Por lo cual se enlutará la tierra, y se extenuará todo morador de ella, con las bestias del campo y las aves del cielo; y aun los peces del mar morirán.

La Doctora HELEN dice que en Irak lo bombardearon con uranio y son miles los niños malformados que nacen. Estos policías del mundo que son lo campeones para defender a los civiles en LIBIA, si supieran los civiles que las bombas que les tiran la OTAN son con uranio, ¡OH Dios ! La Biblia dice: lo que siembra el hombre eso cosecharan todos tarde o temprano.

ISAIAS algo todavía quiere decir: 33:1 ¡Ay de ti, que saqueas, y nunca fuiste saqueado; que haces deslealtad, bien que nadie contra ti la hizo! Cuando acabes de saquear, serás tú saqueado; y cuando acabes de hacer deslealtad, se hará contra ti.

Anuncios