Santiago, 06 de junio de 2011
De : Movimiento Social Cristiano

Amados Pastores, Siervos y Hermanos en Cristo:

“Y yo haré que queden en Israel [en la Iglesia] siete mil, cuyas rodillas no se doblaron ante baal y cuyas bocas no lo besaron” 1ª de Reyes 19:18

No hay lugar a dudas a que vivimos tiempos muy decisivos en los cuales no es posible mantener una actitud complaciente u obsecuente con la degeneración, perversión y corrupción política y moral que nos afecta tal cual afectó a Elías en su época, con la diferencia de que nuestros tiempos, además, son tiempos finales. Tal como entonces, tampoco nosotros podemos claudicar entre dos dioses así sea que nos veamos nosotros a nosotros mismos aparentemente solos y aislados como se vio el mismo Elías o no ser más que, como Juan el Bautista, una voz que clama en el desierto y aún a riesgo de ser tildados de locos, fanáticos, extremistas, radicales, conservadores o fundamentalistas, como varios, haciéndose pasar por un grande como Barjesús, ya lo han hecho, pero hay algo que es fatal y absoluto: No podemos claudicar entre dos dioses.

En este último tiempo hemos visto lamentablemente que la clase política, esa misma que es ampliamente repudiada y rechazada por la gran mayoría de la sociedad civil, sin importar si es de gobierno u oposición, está promoviendo y materializando una legislación no sólo anti-valórica y anti- familia, sino que, por sobre todo, antinatura y anti-Dios con el pretexto de aparecer como “tolerantes”, “inclusivos”, “liberales” y/o “progresistas” y que no hace más que llevar y empujar a nuestra sociedad y a sus diferentes estamentos a buscar vías de expresión que hoy no se tienen y en el cual se represente claramente su descontento, forzando al aparecimiento de los “Indignados de Chile” como ocurriera en España. No es por casualidad ni de balde las gigantes manifestaciones y marchas a favor de la Educación, la salud, contra Hidroaysén y otras reivindicaciones sentidas de la sociedad civil y de la cual, la Clase política, en vez de ser la caja de resonancia de los anhelos de las grandes mayorías, está extraviada y embobada con el gran loby homosexual, tanto en el congreso como al interior de la moneda, que presiona por la aprobación de leyes que sólo “benefician” a un reducidísimo número de personas que han asumido la desviación y depravación de la sexualidad humana como algo normal y natural y que, peor aún, pretenden imponernos a todos quienes anhelamos el fortalecimiento de la familia (familia en el sentido natural y obvio que ha existido desde el principio y no como hoy pretender hacernos creer, a través de forzadas entelequias, que familia también son dos o tres hombres, tres mujeres dos perros y un gato, etc., etc.)
Esa misma clase política desacreditada, esa fronda aristocrática que la ciudadanía percibe muy claramente como un grupo de corruptos que sólo buscan llenarse los bolsillos del dinero de todos los chilenos y que hacen leyes a su propia medida y para su beneficio; esos mismos que sólo buscan a los electores en tiempos de campañas prometiendo el cielo y la tierra, todo lo cual, obviamente, no cumplen; esos mismos por estos días, queriendo congraciarse con las llamadas minorías sexuales, que no son más que unos cuantos pervertidos y degenerados que tratan de imponer a las familias chilenas y a la ciudadanía en general su aberrante prácticas y manera de vivir, aprobaron el inmoral proyecto de Ley de Medidas contra la Discriminación en la Comisión de Legislación y Justicia del Senado, proyecto que deberá ser votado en la sala del Senado en las próximas semanas y respecto del cual, no sólo los pseudo progresistas de la concertación han comprometido su apoyo al mismo sino que también el sector liberal de la coalición de gobierno, específicamente el partido Renovación Nacional. El mismo acuerdo y postura han manifestado para la inminente aprobación del encubierto Matrimonio Homosexual con el nombre de Acuerdo de Vida en Común (AVC). Sin embargo, aunque el actuar de la clase política no nos asombra en lo absoluto, sí que nos provoca una gran desazón que organizaciones que aspiran a representar la Iglesia Evangélica de Chile hayan dado su aprobación a tales proyectos.


La concertacionista Mesa Ampliada de Soto ha estado dispuesta, desde su creación por parte del ex presidente Lagos durante su mandato, a apoyar y rendir su total aprobación a tales proyectos; así lo hicieron cuando eran gobierno y su postura “progresista” [jamás bíblica] se manifestó muy clara e indiscutiblemente. La oficialista Coniev de Durán y Hédito Espinoza por su parte, no han actuado en forma distinta: hace muy poco se han reunido tanto con parlamentarios así como con la ministra vocera de gobierno, todos los cuales les habrían asegurado que la “aprobación del proyecto de medidas contra la discriminación no afectaría en nada a la Iglesia Evangélica y por lo tanto, no habría razón de oponerse a ella; que se le han hecho distintas modificaciones y que las iglesias debían estar tranquilas”; que respecto del Matrimonio Homosexual, tampoco habría que preocuparse porque ese proyecto “jamás se aprobará porque no se tienen los parlamentarios suficiente”; más aún, el capellán de la moneda Alfred Cooper habría dicho lo propio en una conferencia de la Iglesia Metodista Pentecostal junto al Obispo López, para traer calma y apaciguar cualquier inquietud al respecto” todo lo cual, y lo decimos con toda la fuerza posible, no puede estar más lejos de la verdad.

Ya hemos señalado que existe un acuerdo parlamentario transversal, es decir, de gobierno y oposición para aprobar dichos proyectos (no olvidemos que el actual ministro de defensa Allamand es el autor, junto a la ministra del trabajo Mathei, del proyecto de Acuerdo de Vida en Común que no es más que un Matrimonio Homosexual disfrazado; tampoco olvidemos que desde el mismo ministerio secretaria general de la presidencia de Larroullet, uno de sus asesores directo, el homosexual Luis Larrain, quién apareció en la franja electoral de Piñera abogando por dichas iniciativas, ha realizado un intenso loby en la mismísima moneda y que el mismo presidente Piñera se habría comprometido a ello, según sus promesas de campaña). Resulta muy importante aclarar que en el parlamento, sea en la sala del Senado al momento de la votación del mismo o en una Comisión Mixta, el proyecto de Medidas Contra la Discriminación puede ser modificado sin ningún problema de manera que el hecho de haber suprimido la categoría de “genero” dentro de las veinte categorías según las cuales se pude incurrir en “discriminación” no tiene ningún valor, ya que pudiera ser reestablecido en cualquier momento de la discusión y ya hay varios parlamentarios comprometidos a ello. Ahora, aunque esa categoría efectivamente no se reestableciera, tampoco tiene algún efecto importante ya que lo únicos excluidos serían los transexuales, que dentro del reducido número de homosexuales, ellos son los menos (que también es sólo una entelequia de creación intelectual sin correspondencia con la dado por la naturaleza, tal cual como lo es la “orientación sexual” de tal manera que se es hombre o se es mujer: eso es lo dado por la naturaleza y no hay más). Lo realmente perverso de dicho proyecto es que se conserve la categoría de “orientación sexual” como una de las categorías de discriminación, ya que ahí se engloba a casi la totalidad de personas con esas conductas aberrantes. Por otro lado, aunque es cierto que queda a salvo por medio de la Ley de Culto el funcionamiento interno de las iglesias y que se podrá predicar sin problemas al interior de los diferentes cultos, ello no reviste gran importancia cuando en realidad lo que se coarta es el libre ejercicio de la actividad de predicación en la calle (garantía con respaldo legal y constitucional). La calle es un lugar que la Iglesia Evangélica se ha ganado por más de cien años de trabajo incansable y que hoy reporta la transformación y regeneración, para beneficio del país, de más de tres millones de chilenos. Ahí, en la calle, de aprobarse tan deleznable proyecto, estará estrictamente prohibido predicar, denunciar o hablar de los pecados de Sodoma y Gomorra, de la carta a los Romanos, de Apocalipsis, de Gálatas, de Efesios, de prácticamente toda la biblia en donde se hable de los “afeminados”, de los “que se echan con varones”, de los que “cambiaron el uso natural”, de que “varón y hembra Dios los creó” o cualquier otra referencia a la perversión y degeneración de la sexualidad humana del hombre lejos de Dios y, en caso de no obedecer a esa inmoral, pervertida y degenerada ley, arriesgaremos fuertes multas y hasta la propia cárcel.
Por otro lado, no deja de ser curioso y hasta anecdótico, pero también muestra de lo que nos viene, lo que el refrán popular reza de “El ladrón detrás del juez” en cuanto a la denuncia que hiciera un senador de dudosa moralidad respecto del niño predicador (o niño pastor como lo rotulan los medios) para que el Sename investigue si existe “vulneración de sus derechos”. Pareciera que estamos viviendo en el mundo de al revés, porque un niño que ha sido instruido, formado y educado conforme a sólidos valores cristianos y bíblicos por su padre, tal cual lo hemos hecho nosotros con nuestros hijos y nietos junto a otros tres millones de chilenos que compartimos la misma cosmovisión y según lo estable nuestra propia Constitución Política en su artículo 19 Nº 10 inc. 3º, el Estado y sus órganos tienen el deber de dar especial protección a esa garantía constitucional y no coartarla como pretenden. Aquel niño, por predicar contra el pecado de homosexualidad y denunciar a sus promotores según la enseñanza más legitima y válida que puede existir de parte de su padre y según la Biblia, tal como lo hacemos miles de cristianos junto a nuestros hijos, se les amenaza, amedrenta y persigue y es justamente lo que pretender hacer con todas las familias cristianas del país de aprobarse dichos proyectos de leyes. Por otro lado, el Estado, por mandato constitucional debe velar y proteger especialmente el derecho del padre de educar a su hijo y en vez de investigar estupideces, debieran felicitarle y promover esos valores, pero no, como estamos en Chile y los pervertidos y degenerados se han transformado en los legisladores, jueces y verdugos de la gente honesta, de la gente que quiere vivir con principios y valores, de las familias que anhelamos un mejor futuro para nuestras generaciones, se les persigue y amenaza………….estamos en el mundo de al revés.
Al parecer es muy importante evidenciarles a tan ciegos parlamentarios que los derechos de cientos y miles de niños y adolescentes de entre 10 y 17 años se vulneran a diario en colegios y liceos del país y de los cuales debiera ocuparse el Sename y demás poderes y órganos del estado, no sólo por el bullyng, la droga, el alcohol, la violencia y demás flagelos a los que están expuestos nuestros niños, sino también cuando se fomenta el establecimiento de “brigadas escolares homosexuales” organizadas por el movilh y financiadas desde el extranjero en diferentes colegios y establecimientos educacionales para promover la degeneración y perversión a través de manuales y folletos, que aunque tienen el nombre de “educativos”, en realidad no son más que panfletos de alto contenido erótico que incitan a nuestros niños y adolescentes a prácticas contra natura tildándolas de “normales y naturales” y que por tanto, han llevado a la hiper sexualización de los mismos frisando en una verdadera “corrupción de menores”. Lo más grave de todo es que todo se realiza, en la mayoría de los casos, sin el más mínimo conocimiento, y mucho menos consentimiento, de los padres que son, por naturaleza y según la garantía constitucional ya enunciada más arriba, quienes tienen “el derecho preferente y el deber de educar a sus hijos” y no cualquier degenerado tal cual ocurre hoy y de lo cual se hace la vista gorda.
Por todo lo anterior y como parte del remanente fiel del Señor, como la verdadera Iglesia de Jesucristo, la que Él ganó por su sangre y que está llamada a alzar una voz profética fuerte y clara para nuestros días, no haciendo un silencio cómplice ante tanta barbarie ni tampoco prevaricando o negociando, a ningún precio, los principios escriturales que deben gobernarnos a todos los cristianos nacidos de nuevo y con un testimonio real de cambio, llamamos a todos los que quieran ser parte de esos 7000 que Dios se proveerá para estos días, llamamos a gente de carácter firme e insobornable que están dispuestos a padecer persecución y el vituperio por la causa de Cristo, Declaramos, firmemente, que no nos dejaremos engañar ni turbar por los burladores del tiempo final ni por quienes han doblado sus rodillas ante los baales y le han besado por dinero o prebendas.
La Iglesia de Jesucristo, ese remanente fiel, esos 7000 nos pararemos en la Palabra de nuestro Dios y alzaremos nuestra voz contra toda la inmoralidad y degeneración. Estaremos muy alerta, en oración y ayuno, y preparados para movilizarnos para testificar de Cristo y su Palabra ante el Congreso Nacional en Valparaíso al momento de votar tan perversos proyectos en las próximas semanas.

EL REMANENTE FIEL DE JESUCRISTO MARCHARÁ FRENTE AL CONGRESO NACIONAL CONTRA LA DEGENERACIÓN Y PERVERSIÓN EN LAS PRÓXIMAS SEMANAS.

Fecha por Confirmar

Pastor José Lema


No a la Ley de Medidas contra la Discriminación
No a los Matrimonios Homosexuales o AVC
No al Aborto
No a la Eutanasia
No a la Adopción de niños por Homosexuales

Convocan:
Movimiento Social Cristiano.
Movimiento por la Familia de Temuco.
Ministerio Águilas
Ministerio Cruzada de Poder
Radio Yungay Palabra Viva
Movimiento Social Cristiano de Temuco
Unidad Evangélica de Concepción
Ministerio Restaurados por la Palabra
Iglesia Cristiana Betel
Movimiento Social Cristiano del Norte


Anuncios