El Senado de Estados Unidos votó a favor del proyecto de ley aprobado el lunes por la Cámara de Representantes para elevar el techo legal de endeudamiento en que puede incurrir el gobierno, lo que evitó que el país entrara en la cesación de pagos.

El voto llega horas después de que se cumpliera el plazo para que fuera alcanzado el acuerdo.

Fuentes oficiales habían alertado de una “catástrofe” para la economía nacional y también global.

La votación es interpretada como una victoria de los republicanos, que consiguieron que el presidente Barack Obama acordara hacer unos recortes que perjudican a sus bases electorales y que son mal vistos en su partido.

Y es que la moción, además de elevar el techo de la deuda, impone severos recortes en el gasto público y en particular en materia de políticas sociales, sin elevar los impuestos a los más pudientes ni a las grandes corporaciones.

El jefe de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, le pareció “injusto” para el pueblo estadounidense que los multimillonarios no hayan sido afectados.

En los próximos minutos el presidente Obama se dirigirá en cadena nacional para hablar sobre el acuerdo alcanzado en el Congreso.

Anuncios