La revuelta social en Israel no amaina. Todo lo contrario. Hace historia. Más de 320.000 manifestantes se han congregado esta noche en varias ciudades israelíes para exigir “justicia social” en una exhibición de fuerza sin precedentes.

La masiva respuesta a la convocatoria de los ‘indignados’ israelíes aumenta considerablemente la presión sobre el primer ministro, Benjamin Netanyahu, precisamente cuando éste pensaba que las protestas callejeras, iniciadas el 14 de julio, empezaban a perder intensidad

click en la foto para ver video


fuentes:http://www.elmundo.es/elmundo/2011/08/06/internacional/1312667132.html

Anuncios