Más de 350.000 personas participan hoy en distintos puntos de Israel en la llamada “Marcha del millón”, la mayor protesta social contra la carestía de la vida, según los canales 10 y 2 de la televisión local.

Hacia las 22.00 hora local (19.00 GMT), la mayor participación se registraba en Tel Aviv, con 280.000 personas, mientras que en Haifa se han concentrado unas 17.000 personas y en Jerusalén unas 10.000.

“Nosotros no pararemos esta protesta hasta que tú, primer ministro (Benjamín Netanyahu), nos des soluciones reales. Estamos aquí para quedarnos”, dijo uno de los principales líderes de la movilización, el presidente del Sindicato Nacional de Estudiantes, Itzik Shmueli, en la concentración en Tel Aviv.

Shmueli advirtió de que “el camino hacia la victoria no será fácil”, pero acabará con “una mejor sociedad israelí” basada en un “mejor equilibrio entre la economía de libre mercado y la economía humana”.

La “Marcha del millón” es el reto lanzado por los “indignados” de Israel para lograr la manifestación más numerosa de la historia del país, siete semanas después del comienzo de su movimiento de protesta.

Los “indignados”, que esperan alcanzar la cifra de 400.000 personas, han superado ya los 300.000 que salieron a las calles el mes pasado en la entonces mayor concentración de la historia del Estado judío por motivos no vinculados al conflicto de Oriente Medio.

En un país de 7,5 millones de habitantes, la cifra de un millón señalada en la convocatoria suena poco realista, pero si las manifestaciones de hoy superasen las 400.000 personas serían las mayores de la historia de Israel, por encima de la multitud que salió a las calles en 1982 en protesta por las masacres de los campos de refugiados palestinos de Sabra y Chatila, en el Líbano.

Los israelíes de cualquier tendencia política o religiosa, como subraya uno de los vídeos de movilización efectuados por los organizadores, fueron convocados en diversas ciudades del país entre las 20.30 y las 21.30 horas locales (17.30 y 18.30 GMT).

Aunque el cartel de la convocatoria reza, en un juego de palabras: “Ellos sólo entienden números”, los organizadores insisten en que el éxito de la protesta no debe medirse únicamente por el número de asistentes.

El sábado pasado sólo se movilizaron 20.000, la mitad en Tel Aviv.

El ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, avanzó ayer que, aunque esta noche sólo se manifiesten 100.000 personas, su voz tendrá que ser oída.

La contestación nació en Tel Aviv cuando una joven plantó en julio una tienda de campaña en un céntrico bulevar tras quedarse sin casa de alquiler.

Su caso fue seguido por otros en solidaridad, lo que llenó el bulevar de centenares de tiendas, se extendió a otras ciudades y se convirtió en un movimiento más amplio de protesta socio-económica.

Sin embargo, la iniciativa ha sido criticada en determinados círculos de izquierda por dejar de lado por motivos tácticos el espinoso asunto de la ocupación y la colonización de los territorios palestinos.

fuentes:

http://www.adn.es/internacional/20110903/NWS-0738-Marcha-Israel-manifiestan-personas-millon.html

Anuncios