Japón vuelve a estar en estado de alerta ante las consecuencias que puede traer otro desastre natural. En este caso se trata del tifón Roke, que entrará hoy por el centro y el oeste del archipiélago y cuyo epicentro se ubica cerca de Nagoya, la cuarta ciudad del país. Las autoridades han evacuado a 80.000 personas y han aconsejado a 1,3 millones de habitantes que huyan de sus hogares ante la llegada del tifón.

fuentes:
http://www.publico.es/internacional/

Anuncios