Benedicto XVI dijo el viernes a los musulmanes alemanes en Berlín que pueden esperar cooperación y apoyo de los católicos romanos siempre que respeten la Constitución alemana y los límites que fija sobre pluralismo.

En un encuentro con representantes de los cuatro millones de musulmanes del país, dijo que la Constitución redactada en la entonces República Federal Alemana en la posguerra es lo suficientemente sólida como para adaptarse a una sociedad plural en un mundo globalizado y dar cabida a nuevas religiones.

La canciller, Angela Merkel, advirtió a los musulmanes el año pasado que la ley islámica, la sharia, no tenía lugar en Alemania. Otros políticos conservadores y ella han estado subrayando recientemente las raíces cristianas de Alemania.

Benedicto XVI dijo a los líderes musulmanes que las sociedades necesitan acordar principios fundamentales: “Este marco común de referencia está articulado por la Constitución, cuyo contenido jurídico es vinculante para todos los ciudadanos, tanto si pertenecen a una fe o no”.

Tras el encuentro, el papa se dirigió hacia la ciudad oriental de Erfurt, donde debía reunirse con líderes protestantes en el monasterio en el que vivió el reformista del siglo XVI Martin Lutero.

El papa ha dicho que la reunión, que él pidió que se alargara más de lo previsto en un principio, será un punto culminante de su visita de cuatro días. Líderes protestantes esperan que demuestre cierta flexibilidad a sus peticiones de más cooperación ecuménica.

LOS MUSULMANES ELOGIAN AL PAPA

Los líderes musulmanes elogiaron al Papa por confirmar en su encuentro que el islam es ahora una parte de la sociedad alemana. Pero dijeron que su lealtad a la Constitución nunca ha estado en duda.

fuentes:http://lta.reuters.com/

Anuncios