Un niño de 11 años ha desatado gran polémica en los Estados Unidos al ser sometido a una terapia hormonal para cambiar de sexo, tras decidir que quería convertirse en niña.

Thomas -ahora conocido como ‘Tammy’- es hijo adoptivo de Debra Lobel y Pauline Moreno, una pareja de lesbianas oriunda de California, que afirma que cuando el menor tenía tres años, una de las primeras cosas que dijo fue “soy una niña” utilizando el lenguaje de señas, ya que padece de un defecto en el habla.

Cuatro años después, el niño trató de mutilarse los genitales y fue sometido a un tratamiento psiquiátrico, en el que le diagnosticaron un trastorno de identidad sexual, según informó el diario Daily Mail.

Thomas empezó con su tratamiento hormonal el verano pasado, que le impedirá experimentar la pubertad como un varón, como desarrollar vello facial y la voz grave, características propias de esta etapa del crecimiento.

Sus madres aseguran que ‘Tammy’ es feliz así. Sin embargo, han enfrentado fuertes críticas, a las que ellas responden con datos, como que en el Reino Unido, un 50% de transexuales intentan quitarse la vida antes de cumplir los 20 años.

fuentes:

http://peru21.pe/

http://www.dailymail.co.uk/

Anuncios