DECIR QUE PEDRO SE EQUIVOCO, ES DECIR QUE EL ESPÍRITU SANTO SE EQUIVOCO AL ESCRIBIR HECHOS ¡¡¡ CLARO EL DEFIENDE AL MAGO SIMÓN, PORQUE EL ES UN MAGO Y PIDE DINERO!!!!!!!!!
HECHOS 8:5 Entonces Felipe, descendiendo a la ciudad de Samaria, les predicaba a Cristo.

Hch 8:6 Y la gente, unánime, escuchaba atentamente las cosas que decía Felipe, oyendo y viendo las señales que hacía.
Hch 8:7 Porque de muchos que tenían espíritus inmundos, salían éstos dando grandes voces; y muchos paralíticos y cojos eran sanados;
Hch 8:8 así que había gran gozo en aquella ciudad.
Hch 8:9 Pero había un hombre llamado Simón, que antes ejercía la magia en aquella ciudad, y había engañado a la gente de Samaria, haciéndose pasar por algún grande.
Hch 8:10 A éste oían atentamente todos, desde el más pequeño hasta el más grande, diciendo: Este es el gran poder de Dios.
Hch 8:11 Y le estaban atentos, porque con sus artes mágicas les había engañado mucho tiempo.
Hch 8:12 Pero cuando creyeron a Felipe, que anunciaba el evangelio del reino de Dios y el nombre de Jesucristo, se bautizaban hombres y mujeres.
Hch 8:13 También creyó Simón mismo, y habiéndose bautizado, estaba siempre con Felipe; y viendo las señales y grandes milagros que se hacían, estaba atónito.
Hch 8:14 Cuando los apóstoles que estaban en Jerusalén oyeron que Samaria había recibido la palabra de Dios, enviaron allá a Pedro y a Juan;
Hch 8:15 los cuales, habiendo venido, oraron por ellos para que recibiesen el Espíritu Santo;
Hch 8:16 porque aún no había descendido sobre ninguno de ellos, sino que solamente habían sido bautizados en el nombre de Jesús.
Hch 8:17 Entonces les imponían las manos, y recibían el Espíritu Santo.
Hch 8:18 Cuando vio Simón que por la imposición de las manos de los apóstoles se daba el Espíritu Santo, les ofreció dinero,
Hch 8:19 diciendo: Dadme también a mí este poder, para que cualquiera a quien yo impusiere las manos reciba el Espíritu Santo.
Hch 8:20 Entonces Pedro le dijo: Tu dinero perezca contigo, porque has pensado que el don de Dios se obtiene con dinero.
Hch 8:21 No tienes tú parte ni suerte en este asunto, porque tu corazón no es recto delante de Dios.
Hch 8:22 Arrepiéntete, pues, de esta tu maldad, y ruega a Dios, si quizás te sea perdonado el pensamiento de tu corazón;
Hch 8:23 porque en hiel de amargura y en prisión de maldad veo que estás.
Hch 8:24 Respondiendo entonces Simón, dijo: Rogad vosotros por mí al Señor, para que nada de esto que habéis dicho venga sobre mí.
Hch 8:25 Y ellos, habiendo testificado y hablado la palabra de Dios, se volvieron a Jerusalén, y en muchas poblaciones de los samaritanos anunciaron el evangelio.

Traducción kadosh Israelita Mesiánica De Estudio
HECHOS 8:5 Ahora bien, Felipe descendió a una ciudad en Shomron, y les estaba proclamando al Mashíaj; 6 y las multitudes prestaban cuidadosa atención a lo que Felipe decía, veían y oían las señales milagrosas que él hacía. 7 Porque mucha gente que tenía ruajim inmundos, dando alaridos, eran expulsados de ellos; también muchos paralíticos y tullidos estaban siendo sanados; Mr 16:17; Hch 5:16; Hch 16:18; Hch 19:11; 8 así que había mucha alegría en la ciudad.[52]
9 Pero había un hombre en la ciudad, llamado Shimeon, que por un tiempo había estado practicando magia, y tenía atónita a la gente de Shomron, declarando que él era algo grande. Hch 13:6; 10 Todos le prestaban mucha atención, desde el menor hasta el mayor, diciendo: “Este hombre es el poder de Elohim llamado ‘El Gran Poder’.” 11 Y le seguían, porque por un tiempo considerable los tenía atónitos con sus artes mágicas.[53] 12 Pero cuando llegaban a creer a Felipe, mientras anunciaba las Buenas Noticias referentes al Reino de YAHWEH y al Nombre de Yahshúa Ha Mashíaj, eran sumergidos ambos hombres y mujeres. 13 Además, el mismo Shimeon llegó a creer; y después de ser sumergido, se unió a Felipe; y estaba sorprendido al ver las señales milagrosas, y las grandes obras de poder que tomaban lugar continuamente.[54]
14 Cuando los emisarios de Yerushalayim oyeron que Shomron había recibido la Palabra de YAHWEH, enviaron a Kefa y a Yojanán, 15 los cuales descendieron y oraron por ellos para que pudieran recibir al Ruaj HaKodesh. 16 Porque hasta ese momento no había descendido sobre ninguno de ellos; solamente habían sido sumergidos en El Nombre de Yahshúa. 17 Entonces Kefa y Yojanán impusieron sus manos sobre ellos y recibieron al Ruaj HaKodesh.[55] Hch 6:6; Hch 13:3; Hch 19:6; 1Ti 4:14; 1Ti 5:22; 2Ti 1:6;
18 Shimeon vio que el Ruaj era dado cuando los emisarios hacían la semijah sobre ellos, y les ofreció dinero. 19 Decía: “Denme este poder a mí también,” para que a cualquiera que le imponga mis manos reciba el Ruaj HaKodesh.”
20 Pero Kefa le dijo: “¡Tu plata vaya a la ruina; y tú con ella – por pensar que el don gratuito de YAHWEH se puede comprar! Mt 10:8; 21 Tú no tienes parte alguna en este asunto porque a los ojos de YAHWEH tu corazón está torcido. 22 Por tanto, arrepiéntete de esta maldad tuya y ora al Adón. Quizás seas perdonado por haber abrigado ese pensamiento en tu corazón. 23 ¡Porque veo que estás extremadamente amargado, completamente bajo el control del pecado!”
24 Shimeon respondió: “Oren al Adón por mí, para que nada de estas cosas que han dicho me sucedan.” Nm 21:7;
25 Entonces, después de haber dado testimonio minucioso y de proclamar la Palabra del Adón, Kefa y Yojanán emprendieron su regreso a Yerushalayim, anunciando las Buenas Noticias en muchos poblados de Shomron.

Anuncios