Los expertos pronostican que en caso de un ataque sorpresa israelí contra el programa nuclear de Irán, sumado a los problemas derivados de la ‘primavera árabe’, los precios del oro negro en 2012 podrían rondar los 200 dólares, prácticamente el doble del costo actual, según the Financial Times. El precio del crudo ha aumentado a casi 115 dólares por barril como resultado de la guerra verbal que Israel y Washington mantienen con Teherán.

Los distribuidores de petróleo están acostumbrados a que la política entre los países occidentales e Irán se balancee en la cuerda floja, pero en la actual coyuntura intervienen tres elementos que la convierten en la situación más peligrosa de los últimos tres años.

Articulo completo en: http://actualidad.rt.com/economia/sectores/issue_32195.html

Anuncios