Barcos de guerra rusos han entrado en aguas territoriales sirias, en una agresiva movida impulsada para prevenir cualquier ataque de la OTAN contra ese país bajo el pretexto de una “intervención humanitaria”.

“Buques de guerra rusos arribarán a las aguas territoriales sirias, señaló el jueves una agencia de noticias siria, indicando que la medida representa un mensaje claro a Occidente de que Moscú se opondría a cualquier intervención extranjera por los disturbios civiles en el país”, informó Haaretz.

Rusia ha intensificado sus esfuerzos para defender a Siria en los últimos días, con el canciller Sergei Lavrov dispuesto a calificar la violencia en el país como una guerra civil desafiando las afirmaciones de las potencias occidentales de que el presidente Bashar al-Assad estaría supervisado una sangrienta represión contra manifestantes inocentes.

Como observamos antes del ataque a Libia, que también fue enmarcado como una “intervención humanitaria”, las potencias de la OTAN están dispuestas a demonizar el gobierno de Assad, mediante la caracterización de los ataques de sus fuerzas como atrocidades, mientras ignoran los ataques similares de las fuerzas de la oposición, como la redada de esta semana a un complejo de inteligencia de la fuerza aérea siria donde murieron o resultaron heridos 20 guardias de seguridad.

tema completo aquí

Anuncios