El primer ministro ruso, Vladímir Putin, se ha impuesto en las elecciones presidenciales de 2012 con un holgado margen y no tendrá que competir en segunda vuelta. Con casi un 64 % de apoyo sobre el 99 % de votos escrutados, el candidato del partido Rusia Unida, que ya ejerció este cargo entre 2000 y 2008, celebra su victoria y regresa al Kremlin.

De esta manera queda despejada la mayor incógnita que se cernía sobre estas elecciones: no habrá segunda vuelta, al haber superado uno de los candidatos la barrera del 50%.

“Gracias a todos los que han dicho ‘sí’ a una Gran Rusia”, exclamó Putin, que celebró su arrolladora victoria ante decenas de miles de sus partidarios, que lo jalearon a tiro de piedra de las murallas del Kremlin. “Hemos demostrado que no se nos puede imponer nada ni nadie. Nuestra gente es capaz de distinguir fácilmente entre el deseo de renovación y las provocaciones políticas cuyo único fin es destruir el Estado ruso y usurpar el poder”, proclamó.

Artículo completo en: http://actualidad.rt.com/actualidad/rusia/issue_37068.html

Anuncios