En el pequeño pueblo de Bluffdale, en el fondo en un remoto valle en Utah, en el corazón del país mormón de EE.UU., la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) construye el mayor centro de recopilación y análisis de datos. La revista Wired le dedicó su portada de esta semana.

Este centro de vigilancia debería estar en funcionamiento en septiembre de 2013. La NSA ha gastado 2 millones de euros en el proyecto, que albergará cuatro servidores de 2300 metros cuadrados cada uno, más de 8 hectáreas de edificios de apoyo técnico y administración.

El conjunto será totalmente autosuficiente. Los tanques de combustible serán capaces de alimentar grupos electrógenos de emergencia durante tres días. Un bombeo diaria de agua de 6,4 millones de litros más un sistema de aguas residuales y aire acondicionado mantendrá estos servidores a una temperatura razonable. La electricidad será suministrada por una estación independiente de 65 megavatios y producirá energía por valor de 40 millones de dólares por año.

El objetivo de esta torre de Babel consiste en capturar, decodificar y analizar los datos que circulan en comunicaciones telefónicas, a través de internet (e-mails, búsquedas en Google), datos de carácter personal (facturas, itinerarios de viaje, compras en librerías, …) y datos de la “Web profunda” que no se puede acceder directamente como: información financiera, compra-venta de acciones, acuerdos comerciales, comunicaciones militares y diplomáticas, documentos legales, información personal confidencial…

Ya en 2005, el New York Times publicó que la NSA tenía el proyecto de un amplio programa de interceptación de comunicaciones en territorio de EE.UU. La NSA es una institución fundada como una herramienta del Ministerio de Defensa tras el desastre de Pearl Harbor y tras el 11S, realizó una profunda revisión de su trabajo, siendo este proyecto la culminación de sus objetivos.

Si bien hay poca evidencia de que la NSA es ahora más eficiente, pues los intentos terroristas (vuelo a Detroit en 2009 y atentado suicida en Times Square en 2010) no hay duda de que se ha convertido en la agencia de inteligencia más grande, más secreta e intrusiva posiblemente jamás se haya creado, escribe Wired.

El centro de datos en Utah tiene conexión directa a las “tomas”: empresas de telecomunicaciones, la red de estaciones de AT&T, empresa gigante fabricante de parábolas que gestiona las comunicaciones entre los Estados Unidos, Europa, Oriente Medio, Asia y el Pacífico.

Para descifrar los datos recogidos y protegidos, la NSA está trabajando con un superordenador ubicado en el “edificio de 5300” en el centro de Bluffdale, sobriamente llamado “zona de investigación multiprograma”.

Funcionarios de la NSA que participaron en la creación del programa informático declararon que recientemente han conseguido un gran avance tecnológico que permite descifrar textos codificados, pero para que funcione necesiten más potencia de procesamiento. Esto es lo que se planea en Utah.

La NSA le gustaría iniciar un ordenador capaz de coordinar la recopilación, lectura y clasificación de millones de datos en todo el mundo para el año 2018. De acuerdo con un responsable de la NSA no identificado por Wired: “Toda persona que comunica es objetivo de investigación por parte de la NSA”

Fuentes: le monde

También   CIA podrás enspiar por la televisión, aunque esta tecnologia ya lo han usado y es antigua por los cables FIBRA OPTICA te suena?

http://www.fayerwayer.com/

http://www.wired.com

 

Anuncios