Un precioso y brillante meteoro fue captado en la noche del viernes 18 de julio del 2014 sobre los cielos de Puerto Rico. El veloz meteoro fue captado por cámaras de la Sociedad de Astronomía del Caribe (SAC) y fue avistado por muchas personas que casualmente miraban hacia el Noreste.