David Wilkerson, conocido y respetado autor y evangelista, ha emitido un comunicado poco común. En él, el evangelista se reafirma aún más en su alerta que durante años ha mantenido en referencia al “juicio de Dios sobre Estados Unidos” y también el resto del mundo. Habla de una “aplastante calamidad en la Tierra”.

Según sus propias palabras, “el Espíritu Santo me ha obligado a dar un mensaje urgente”, por el que predice “incendios y disturbios”, que empezarían en New York.

David Wilkerson no es un iluminado. Iniciador de una profunda y respetada obra social y espiritual entre los toxicómanos de EEUU, que narra en la novela “La Cruz y el puñal”, es autor también del libro “La Visión” (en el que adelantaba aspectos que luego se cumplieron respecto al futuro de EEUU y del mundo). Su biografía es de seriedad, trabajo y realismo. Explicamos esta trayectoria personal para que se entienda el peso de sus declaraciones y opiniones, tanto en EEUU como en el resto del mundo.

Ya en el marco de la Conferencia Pentecostal Europea de 2008, en Madrid, David Wilkerson envió en video un mensaje de exhortación en el cual advertía que venían tiempos difíciles. Aún no había estallado en su apogeo la crisis económica global

NUEVA YORK, EL EPICENTRO
Pues bien, David Wilkerson ha dado a conocer una profecía que indica que la ciudad de Nueva York será el epicentro de un cúmulo de circunstancias trágicas que se propagarían a lo largo de los Estados Unidos y todo el mundo.

En su nota publicada el pasado 9 de marzo asegura que la tragedia podría ser inminente. “Va a ser espantoso, todos vamos a temblar -incluso los hombres más cercanos a Dios”. Wilkerson recuerda que “por diez años he advertido” de ello. Dice que mucho incendios caerán sobre la Ciudad de Nueva York. “Eso hundirá la megaciudad incluyendo a las áreas de New Jersey y Connecticut. La mayoría de las ciudades en los Estados Unidos experimentarán disturbios y grandes incendios”.

Wilkerson extiende esta situación de caos al resto del mundo: “Habrá disturbios e incendios en varias ciudades en todo el mundo. Habrá saqueos, también en el Times Square de Nueva York”. Todo ello se unirá a la actual crisis, que sólo sería un precedente: “Lo que estamos experimentando ahora no es una recesión, ni siquiera una depresión. Estamos ante la ira de Dios. En el Salmo 11 está escrito: ´Si fueren destruidos los fundamentos. ¿Qué ha de hacer el justo?´”.

CASTIGO CONTRA ESTADOS UNIDOS
El juicio de Dios, según Wilkerson, va dirigido contra Estados Unidos, en primer lugar: “Dios está juzgando los pecados de América y de las naciones. Está destruyendo las bases seculares… No sé cuando ocurrirán estas cosas pero sé que no tardará mucho”.

En el mismo texto (que ha enviado por email a miles de personas), Wilkerson cita a Jeremías 18:11-12: “Ahora habla con los habitantes de Judá y de Jerusalén, y adviérteles que así dice el Señor: ‘Estoy preparando una calamidad contra vosotros, y elaborando un plan en vuestra contra. ¡Volveos ya de vuestro mal camino; enmendad vuestra conducta y vuestras acciones!’. Ellos objetarán: ‘Es inútil. Vamos a seguir nuestros propios planes’, y cada uno cometerá la maldad que le dicte su obstinado corazón”.

También se refiere a los Salmos de David, que dicen “Hará llover sobre los malvados ardientes brasas y candente azufre; ¡un viento abrasador será su suerte! Justo es el Señor, y ama la justicia; por eso los íntegros contemplarán su rostro” (Salmos 11:6-7).

El autor concluye su nota diciendo que tiene una fuerte carga en su alma y que cada lector haga con su mensaje lo que crea conveniente.

REFLEXIONES POSTERIORES DE WILKERSON
Después de publicar esta nota, Wilkerson ha ido añadiendo otras reflexiones, propias y de otras personas en su blog. Ha comentado que ante la pregunta: ‘Si se cumple esta profecía, ¿como deben reaccionar los Hijos de Dios?’, solo hace falta “estar quieto y ver la salvación del Señor”. En este sentido, ha hecho referencia a la situación del Israel, en su huída de Egipto y encontrarse con el Mar Rojo. “La carne les pedía hacer algo [a los israelitas que se sabían perseguidos por los egipcios]”, pero Dios les dijo, en resumen: “Lucharé por vosotros, así que mantened vuestra paz. Estad tranquilos y mirad mis obras”.

En los últimos posts de su blog, Wilkerson sigue enfatizando en diferentes aspectos de su profecía, a la vez que repasa diferentes situaciones históricas del pueblo de Israel (mayoritariamente en el Antiguo Testamento), en las que Dios, junto al juicio, también trae una “perfecta paz”. Además, insiste Wilkerson, las profecías deben ser escuchadas con atención, pero no deben convertirse en una obsesión.

Puede leer aquí íntegramente el comunicado de David Wilkerson, en su sitio oficial y en inglés.

MULTIMEDIA
Pueden ver aquí un video con una predicación de David Wilkerson en noviembre de 2008, en la que en esta misma línea expone su visión espiritual de la situación mundial, con el título de Jesús, el arca de salvación (en inglés, subitulada en español, 25 Mb).

FUENTE: http://www.protestantedigital.com/new/nowleernoticia.php?n=12921

Anuncios